domingo, 13 de julio de 2008

La venganza de Luis


En mayo de 1974, con apenas ocho años, tuve la fortuna de ver (por tv, claro) uno de los mejores partidos de fútbol que recuerdo, la final de la copa de Europa que enfrentó al Bayern de Munich y al Atlético de Madrid.
Los colchoneros tenía por aquellas fechas un equipo de ensueño y ponían contra las cuerdas a merengues y azulgranas en la hegemonía del fútbol hispano con casi contundente facilidad.Los Gárate, Ayala, Adelardo, Reina, Irureta o Luis, practicaban un fútbol de toque, pero al mismo tiempo tenían un contragolpe demoledor, que resultaba definitivo en no pocas ocasiones.
Aquella final de Bruselas iba ya por la prórroga, con 0-0 y un Atlético que se le estaba subiendo a las barbas a los germanos, cuando el minuto 114 se produjo una falta al borde del área, bastante esquinada a la derecha de Maier.El lanzamiento de Luis fue de tal maestría que nada más golpear el balón levantó el brazo celebrando el tanto.El portero alemán apenas pudo seguir el cuero con gesto de asombro.
En los cinco minutos que quedaban el Bayern era incapaz de crear ocasión alguna y el triunfo rojiblanco parecía incontestable, recuerdo al locutor de TVE (no sé si Matías Prats o José Félix Pons) gritar alborozado "¡Por séptima vez la copa de Europa!",tate, fue decir eso, faltando veinte segundos para el final, cuando Schwarzenberger, el rocoso central muniqués lanzó un pepinazo desde treinta metros que se coló ajustado al palo de la meta de Miguel Reina.Como entonces no había lanzamientos de penaltys, nuevo partido 48 horas después, con un Atlético desmoralizado, un árbitro germanófilo, y un Bayern rejuvenecido que endosó cuatro chicharros a un equipo que pasó en segundos de ser campeón de Europa a autoproclamarse como el "Pupas" del fútbol español...


El fatum, los hados, o el destino han querido que treinta y cuatro años después, el principal protagonista de esa final, Luis Aragonés haya podido conseguir la Copa de Europa, no con su Atlético, y no contra el Bayern, pero sí con la Selección y contra los alemanes de siempre.
Y eso que hace dos años el panorama del fútbol patrio era desolador, oscuro e incierto como el reinado de Witiza, tras el mediocre paso por el Mundial 2006, y una fase previa de la Eurocopa que se iniciaba con sendas derrotas en Belfast y Estocolmo.Para esas fechas Luis ya había tomado una decisión de enorme trascendencia, y que marcaría el devenir del equipo: Prescindir del capitán de la Selección y del Real Madrid, el jugador más importante de los últimos diez años en España, Raúl González.
En realidad nada distinto a decisiones similares que no tomaran en su tiempo Ladislao Kubala con Pirri, Miguel Muñoz con Juanito, o Javier Clemente con Michel.El revuelo mediático fue de dimensiones homéricas (que diría Barry Fitgerald en El hombre tranquilo), con toda la prensa merengue avivando la polémica durante meses y la afición dividida pero enormemente activo el sector raulista.
Pero sin embargo, paulatinamente, el equipo fue superando un matchball tras otro, y a duras penas al principio, y de forma brillante al final, clasificarse para la Eurocopa 2008.
Nada fuera de lo corriente y nada especial, España estaría ese mes de junio en Viena, y nadie esperaba grandes gestas de ese equipo.De hecho se hablaba más de la posible vuelta de Raúl, (con una esperpéntica rueda de prensa conjunta con el mister, que no podía aclarar nada) e incluso se le exigía desde los mismos sectores la presencia de Guti en la convocatoria, en una polémica más interesada que otra cosa.

Pero sorprendentemente, ya en plena competición, el combinado nacional encadena una victoria tras otra, amén de ofrecer un juego vistoso y práctico, que dosificaba un toque de balón casi a la sudamericana, con ráfagas de rapidez y enorme acierto en ambas áreas, algo que se parecía, sorprendentemente, a aquel Atlético de 1974, al que también llamaban el "Atletico de Buenos Aires", que combinaba de forma maestra el gambeteo rioplatense con un contragolpe espectacular, algo que siempre ha caracterizado a los equipos de Luis.

Y al igual que ese Atlético, España jugaría la final de la Copa de Europa, y tendría enfrente a la eterna selección alemana, que da igual que sea mejor o peor equipo que hace 20-30-40 años, siempre da igual, siempre son los mismos.Y al igual que en 1974 el equipo de Luis dio un recital de fútbol, fue mejor que el rival, y a falta de segundos tenía el partido ganado...
Pero al contrario de 1974, ya no estaba Schwarzenberger, y ningún alemán fue su avatar esa noche, sólo estaba Beckenbauer en el palco, y ningún otro bávaro pudo robar la historia desde treinta metros.

Por eso cuando Iker Casillas (¡gran portero y mejor capitán!) levantaba el trofeo, y un país entero se frotaba los ojos ante lo que había vivido en apenas veinte días, yo no pude dejar de acordarme de ese golpe franco lanzado de forma magistral hace treinta y cuatro años en Bruselas, un golpe franco que debío valer entonces una Copa de Europa, y como el destino, de forma sorprendente y con pícara justicia, le había devuelto esa Copa de Europa a su lanzador, de la mejor forma posible...

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr.tirador, vivimos tiempos historicos para la selección y reivindicar la figura de Luis Aragones es justo y merecido, pero también hay que recordar que fue el responsable directo de nuestra ultima eliminación del mundial de Alemania. El partido contra Francia es de manual de lo que un entrenador no debe hacer jamás. Ganas por 1-0, y en la vida se te puede ocurrir adelantar la defensa, para jugar al fuera de juego, con un Thierry Henry inscrustado en la misma y con un pasador como Zidane. En la historia de la selección española siempre ha existido un momento de inflexión, en el que las cosas salían mal pero se tenía la impresión que, de haberlas superado, se hubiese llegado muy lejos. El fallo de Cardeñosa, los penaltis de Eloy o Raul, la nariz de Luis Enrique o el arbitraje de Corea, son algunos momentos que de haberlos superado quizás la historia se habría escrito de otra manera. En esta Eurocopa nuestro punto crítico fue Italia, pero esta vez pasamos. De lo contrario, se hubiera perdido en el limbo el partido magistral contra Rusia y la segunda parte antológica que ofrecimos ante los alemanes. Sueños rotos en otras ocasiones y que ahora son tan reales como el magnífico juego del fútbol español.Lo de Raul merece un comentario aparte. Que un jugador con una trayectoria impresionante carezca de semejante titulo no tiene perdón. Si Luis no ha sido capaz de contar con el por mal comportamiento o por agitar el vestuario, no tiene ninguna clase de disculpa por parte del jugador. Pero antención a otro jugador que casi con los mismos exitos que Raul, si ha levantado la copa y tiene un futuro prometedor: Iker Casillas. En resumen, hemos asistido a algo que en fútbol solo se da cuando se respira la magia absoluta, el perfecto estado de gracia de unos hombres que llegaron hasta el final.

Juan Lopez

El Tirador Solitario dijo...

El gran Di Stéfano comento en alguna ocasión que a España siempre le faltaba una perra gorda para la peseta.Ya en el Mundial de 1934 España se vio lastrada por un infortunio fuera de lo común, que hacía que siempre le pasaba algo en el esacalón inmediatamente anterior a la gloria.
Los casos más curiosos son los de la selección de Miguel Muñoz, que si cruzó el Rubicón en 1986, cuando goleó a los daneses en Queretaro, para caer lastimosamente en los penales ante Bélgica.
El hecho de que Raúl no levantará el trofeo en el Prater vienés sólo puede causar desazón a sus incondicionales; es más, a riesgo de ser injusto creo que el sabio de Hortaleza empezó a ganar esta Eurocopa el día en decidió prescindir del siete madrdista...

Anónimo dijo...

Hombre, tirador, no cree usted sinceramente que a un jugador competitivo como Raul no sintió como mínimo desazón, por no decir rabia al contemplar que el no estaba allí para levantar toda una copa de Europa. O piensa usted, como algún otro, que de la misma forma de que se alegró al fallar el famoso penalti contra Francia, ante la gran hazaña española sintió absoluta indiferencia. Yo no lo creo, e independientemente de que no se mereciera estar en la Eurocopa, no por ello piense usted que le daba igual estar o no. Usted cree realmente que a un futbolista profesional puede sentir indiferencia ante una Eurocopa o un Mundial?

PABLO CARRERAS

El Tirador Solitario dijo...

Vamos a ver, sr. Carreras, en ningún momento he cuestionado cuales serían los sentimientos que el ínclito Raúl González albergaría ante el triunfo del combinado nacional.
Simplemente afirmo que el que no estuviera en la lista de convocados, y por ende, no levantara el trofeo al cielo vienés, sólo provocaría desazón a sus incondicionales... ¡aparte del propio interesado! Eso lo hubiera entendido hasta Pepe Cahiers en sus momentos más obtusos.
O mucho me equivoco, o en el Mundial de Alemania 2006 pasaron cosas que determinaron el devenir de la selección, más allá de los resultados deportivos.Y fue el hecho de que Luis adviertiera que si quería hacer un equipo, y un grupo con mayúsculas, tenia que tomar decisiones quirúrgicas de gran calado...

Anónimo dijo...

Sr tirador, le rogariamos encarecidamente, que en la medida de lo posible, se hiciera usted responsable de lo que dice, sobre todo de lo que pretende decir entre lineas, y no se pusiera a la defensiva. Si cree que Raul es un individuo de dudosa etica deportiva, dígalo sin mas dilación, aunque se justifique por una leatad mal entendida, usted ya me entiende. Y sobre todo tenga más cortesia hacia uno de nuestros asociados.

CORPORACION NEMESIS

especial dijo...

Creo que el protagonista de este post es Luís Aragonés, que ha sabido sobrepnerse a una situación de enorme crisis en la selección, con una feroz campaña en su contra, en la que se recurrió a las manipulaciones más rasteras por parte de la prensa deportiva, y ha sabido construir un equipo,, que ha sido fiel a un estilo y ha conseguido el mayor éxito de la historia de la selecció.
La clave del mismo ha sido la construcción de un equipo, sin divos ni primas donnas.
Dudo mucho que raúl fuera capaz de integrarse en este equipo como uno más.
De hecho, en el Mundial no supo hacerlo, no asumió empezar de suplente, y junto a su camarilla ( Salgado, Cañizares) crearon un mal ambiente en la selección, que acabó pasándonos factura.

Volviendo a Luís, creo que su mayor virtud ha sido construir equipos compactos, en los que todos iban a una, y esta ha sido la clave de la selección.

El Tirador Solitario dijo...

Un placer verte por estos pagos, Especial.
Yo era de los escépticos tras el Mundial de Alemania 06, y sobre todo tras las primeras derrotas.
Creo que este triunfo es en esencia de Luis, por encima de otras consideraciones.La campaña anterior a la Eurocopa por parte de la prensa, o cierta prensa quedará para oprobio de los que la fomentaron.
Curiosamente la imagen de Luis salío fortalecida tras su paso por TV, en aquello de las cien preguntas.
Creo que tomó buena nota de los errores del Mundial, y creo un equipo y un grupo con las ideas muy claras.Eso y otros factores, hicieron, ¡quién nos lo iba a decir! una selección casi imbatible.

Anónimo dijo...

Si hombre, si ahora va a resultar que toda la culpa es de la conspiración judeo-masonica, o de los hombres de negro. ¿Manipulaciones rastreras de la prensa?, ¿oprovio?. El que no haya lanzado una crítica feroz a Luis después del Mundial, que arroje el primer balon ... o la primera piedra, listillos.

ANDRE GUDE

El Tirador Solitario dijo...

Vamos a ver,Sr.Gude (o debería decir Pepe Cahiers) el asunto es de una claridad meridiana.
Tras el Mundial 06 hubo unanimidad de la gris actuación y de la responsibilidad de Luis.Lo que no tiene sentido es que despues de conseguir la clasificación, se lance una campaña feroz contra el Mister porque ha decidido prescindir del sacrosanto capitán del Real Madrid, que es el único debate que se crea, fomentado y manipulado desde la prensa cercana al siete merengue.Ese era el problema de Luis en los dos últimos años, sometido desde entonces a una campaña que recordaba a la que sufrió Clemente en 1994 cuando mandó a la Quinta del Buitre a paseo (por lo visto siempre está el mismo club por medio, o sus terminales más extremistas...)

Anónimo dijo...

Pero si el primero que insistió en cambiar de timonel de la selección fue usted, alquién precisamente no demasiado simpatizante del equipo blanco. Lo que no es aceptable es que no se asuman las criticas propias y se justifiquen con ciertas influencias merenges, con las que obviamente usted no se indentifica.

C.N.

especial dijo...

Esa campaña de prensa existió, y no paró en ningun momento.
Es lógico que se criticara a Luís y se pidiera el cambio tras el mundial, pero no lo es que tras la clasificación se pusiera continuamente al seleccionador a los pies de los caballos, por la única razón de no llevar a Raúl.
Jamás he visto que la información deportiva de un telediario se iniciara con groseros insultos a un entrenador como hací continuamente JJ Santos que no era el único ni mucho menos.

En cuanto a la selección, de momento Del Bosque no le ha convocado, y en la segunda parte de ayer, volvió a demostrarse que si se sigue apstando por el modelo y jugadores actuales tendremos muchas posibilidades de hacer algo importante en el mundial.
Hay equipo y hay sistema dejuego, no debemos dar bandazos, por mucho que les moleste a ciertas vacas sagradas y poderes fácticos.

El Tirador Solitario dijo...

El amigo Especial vuelve a ofrecer una de las claves del asunto.
Es cierto, y ahí está escrito que tras la decepción del Mundial y el calamitoso inicio de fase previa de la Eurocopa uno fuera el primero en opinar que lo mejor era el cese de Luis.
Lo que no tiene sentido es si el equipo remonta el vuelo, y se clasifica de forma brillante, en vez de felicitarnos y asumir que el seleccionador ha acertado montar el guirigai que se lío con intereses espúreos.
Otra cosa es que los sentimientos merengues de Pepe Cahiers o su afán polemista le lleve a defender lo indefendible...

Anónimo dijo...

¿Tan difícil es aceptar que todos nos equivocamos? Si no nos hubiesemos alzado con la copa, no es verdad queridas criaturillas desventuradas, que los cuchillos estarían afilados para el ejecución final de Luis?.

EL ENEMIGO DEL PUEBLO

especial dijo...

Por supuesto que estaban afilados los cuchillos.
Precisamente eso demuestra que la campaña contra Luís existía y tenía una finalidad evidente.
Lo que ocurre es que el zapatones tuvo la ocurrencia de llevarse la Copa, y los cuchillos se convirtieron en pomada ( la que intentan darle los que tanto le atizaban).
Y lo mejor de todo es la cara de tontos que se les ha quedado, casi mejor que la Eurocopa en si.

Tony dijo...

Paso por aqui a saludar y volveré.

Respecto al post, nunca fuí un defensor de Luis aragonés, es más, nunca me gusto.

Es cierto que ha llevado a la selección donde muchos fracasaron.

Olé por Luis !

Clementine dijo...

Interesante el tema que planteas en esta entrada. Aunque yo soy de las que no entiende que no estuviera Raúl en ese triunfo, claro que tampoco entiendo que no lo incluyera después Del Bosque en la selección. ¿Pero no se trata de seleccionar a los mejores?
De todas maneras, lo que más me ha gustado de este post es la mención que haces a Barry Fitzgerald en "El hombre tranquilo". Qué quieres, una no lo puede remediar...
Un abrazo, Tirador

El Tirador Solitario dijo...

Lo que planteas es la almendra del asunto, Clementine. Raúl estaba, sin duda, entre los 4 mejores delanteros de España, para haber ido a la Euro-2008. Pero en el fútbol, como en la vida, las cosas no son tan sencillas. Mira, en 1994, Francia tenía un equipazo, que no lograba resultados. Cuando nombraron máximo responsable a Aime Jacquet, éste lo primero que hizo fue prescindir de los dos mejores fútbolistas galos: Eric Cantona y David Ginola, y ante el jaleo que provocó esa decisión, comentó que estaba construyendo un equipo. Ese equipo fue campeón del mundo en 1998 y de Europa en el 2000...
Y eso sí, ya has visto que en su día también el blog tuvo sus controversias homéricas...
Un abrazo, amiga.

(Y por cierto, me estoy dando cuenta que Vd. sabe de fútbol, a mí no me engaña...)

Clementine dijo...

Bueno, supongo que cuando los entresijos del fútbol no siguen el curso de mi lógica se le escapan también a mi comprensión.
Y supongo también que, oyendo todas las tardes de Domingo cuando era pequeña el carrousel deportivo en el cuarto de mi padre mientras jugaba a las chapas con mi hermano y al tiempo apuntábamos resultados y nos aprendíamos a fuerza de oirlos los nombres de los jugadores y los campos de fútbol, viendo los Sábados el partido de la jornada con ellos y completando álbumes futboleros de cromos con mi hermano, algo se me quedaría del juego del balompié. Ah, y tengo todavía el carnet de socia del Real Madrid (como mi hermano), aunque hace muuuchos años que no lo utilizo.

El Tirador Solitario dijo...

Ja,ja,ja,ya notaba yo cierto bouquet madridista en tu comentario anterior, Clementine.
Ya sabes que soy del Athletic desde los seis años, pero todos mis respetos para tu equipo, de hecho cuando escribo sobre fútbol intento ser lo más objetivo posible, cosa que seguro no logro casi nunca.
A ver si algún día me animo y pongo en el blog algo que escribí hace 13 años, cuando en 1998 fui a San Mamés para celebrar el centenario de mi equipo (tengo que revisarlo, vaya que haya envejecido sobremanera).

¡Saludos amiga!!

Clementine dijo...

No, no te creas, yo era del Madrid de pequeña porque lo eran mi padre y mi hermano. Pero ahora no se puede decir que sea madridista o no, simplemente no sigo el fútbol y me da igual quién gane. Y, sinceramente, de verdad, te hubiera dicho lo mismo si en lugar de Raúl hubiera sido cualquier otro de su calidad, incluso de tu Athletic... Yo es que estas cosas que son tan de cajón y no se hacen no las encajo en mi mente, para eso soy poco flexible y demasiado cerebral.
Pues de buen equipo eres tú también.

El Tirador Solitario dijo...

Ja,ja,ja, tienes razón, de menudo equipo soy...
Pero mira, me ha encantado eso que contabas de los tardes del domingo, jugando con tu hermano, y teniendo ese eco inevitable detrás "Penalty en La Condomina, ¡¡¡Gooool en Balaídos!!!, y seguro que celebrábais los goles de vuestro Madrid.
Yo pegaba botes cuando marcaba Rojo, Dani, o el grandísimo Manolo Sarabia...
Y los sigo celebrando, porque un lunes puede ser menos terrible si ha ganado el Athletic...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...