sábado, 6 de febrero de 2010

Duelos al Sol (I)


A tres meses vista del gran evento Eurovisivo no está de más provocar algún tipo de divertimento, deteniéndonos en aquellos años en que dos grandísimas canciones pugnaron de forma increíble por hacerse con el galardón.

A veces este tipo de recordatorios nos puede hacer creer que las mejores ediciones son siempre las más antiguas, y es cierto que el ESC vivió una edad de oro extraordinaria, de 1963 a 1977, pero no me canso de repetir que la irrupción de los países del antiguo telón de acero ha inyectado una dosis enorme de calidad al certamen, y pese a comentarios trasnochados de cierta prensa, este festival está más vivo y pujante que nunca; es más creo que la pasada edición de 2009 fue la mejor de su historia, con más de 12-14 canciones con nivel para ganar sin que hubiera sido injusto...

En 1963, el BBC Television Center fue testigo de una audaz realización televisiva, con actuaciones sin micrófonos visibles y con efectos visuales durante las interpretaciones que dieron un toque muy pop, como no podía ser menos en el Londres de esos años.
La portentosa voz de la israelita Esther Ofarim, defendiendo el pabellón suizo fue siempre en cabeza durante todas las votaciones, pero con los Ingmann, (matrimonio danés) pisándoles los talones y volteándo el resultado merced al polémico voto noruego que tuvo que repetirse porque la conexión con Oslo era un desastre.
La canción ganadora, Dansevise, tenía una estupenda guitarra jazzy, un aire optimista y bucólico, y los Ingmann daban fenomenal en el escenario, con una realización levemente inspirada en algunos créditos de Vértigo, mientras que la excepcional balada suiza de Ofarim, defendida esa noche de forma sobrecogedora, quedando casi exhausta tras la interpretación, es uno de los grandes temas de toda la historia del certamen.
¡No se pierdan la letras de esos temas, ya que los dos vídeos tienen opción de subtítulos!.


























El Usher Hall de Edimburgo fue el escenario del ESC de 1972, ya que aunque la sede debía haber sido Mónaco por su triunfo anterior, hubo renuncia por no encontrar un marco apropiado (?) en el principado, así que tras varios dimes y diretes, todo el show se trasladó a las Tierras Altas.
Ya desde semanas antes se preveía que Luxemburgo y el Reino Unido, o lo que es lo mismo, Vicky Leandros y los New
Seekers no darían opción a ningún tercero en discordia para el triunfo final, pero a la postre la victoria de la gran Vicky Leandros fue algo más holgada de lo previsto, ya que su grandísima balada Après toi, y su grandísima interpretación fue imposible para los famosos Seekers, que vendían discos como pan caliente en todo el orbe anglosajón, y que mostraron que sabían hacer sonar su Beag , steal or borrow en directo casi como si fuera en estudio.







Lo que voy a escribir ahora es politicamente incorrectísimo, pero en 1973, en Luxemburgo ganó la mejor actuación a otro excepcional directo; es decir Mocedades y toda España se quedó con la miel en los labios, y es que siendo la composición y arreglos del mítico Juan Carlos Calderón, y las voces de los chicos de Bilbao una delicia de cinco estrellas, esa noche de abril de 1973 el Noeveau Théâtre de Luxemburgo, fue testigo de como la representante local, la bellísima Anne Marie David y su vestido rojo se impusieron en la foto finish, con una fuerza vocal arrolladora (
la voz de cristal se le apodó desde esa noche) y su Tu te reconnaîtras superó al legendario Eres Tú.





Y para terminar esta primera entrega de duelos, ya no sé si al sol, en la alta sierra o en el O.K. Corral nos detendremos en 1975, en Estocolmo y su Eriskmaessa, con una fría y recien estrenada primavera y con los Shadows, los virtuosos de la guitarra eléctrica, que llevaban quince años triunfando en todo el mundo, y que eran los grandes favoritos de toda la prensa con su Let me be a one.
No debían haber tenido los británicos ninguna competencia seria, ya que aparte de la calidad de su canción, su directo fue uno de los mejores que se hayan visto u oído en el ESC, pero tuvieron la mala fortuna de cruzarse con posiblemente el tema más endiabladamente pegadizo que se haya compuesto nunca, que respondía al complejo nombre de Ding a dong y que para colmo fue muy bien entonada por la cantante holandesa de Teach-In, superando en catorce puntos a la mejor canción de esa año...




9 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Veo que ha aparcado usted el tema de la selección española. Respecto a Eurovisión, le puede a usted el entusiasmo desaforado y dice que el festival está más vivo que nunca. En España no. Desde el 2002, el año de Rosa, el número de espectadores ha ido bajando de forma considerable, desde los 12 millones hasta los 3 del último año. El 2002 fue, sin duda, resultado del concurso "Operación Triunfo" que tenía enganchado a muchos televidentes. Probablemente es un éxito en paises del este, cuyo gusto lleva el retraso lógico del aislamiento. El mismo cantante de Abba ha manifestado que la mezcla entre televisión y musica es de lo más siniestra, resultando unos de los peores festivales de la historia. De hecho, algunos han abandonado el concurso por el chalaneo que se traen países vecinos, que para unas cosas se matan a tiros y para otras se besan como compadres.

PEPE CAHIERS dijo...

Por cierto, veo que ha quitado usted el contador de visitas y la relación de páginas web amigas.

El Tirador Solitario dijo...

Sr. Cahiers se deja usted llevar por sus prejuicios más primarios.
Es cierto que la pasada del ESC fue la que registró los datos más bajos en España, pero aún así fue suficiente para ser la emisión más vista de ese fín de semana, superando de largo los más de tres millones de espectadores.
No se engañe, Cahiers, no es sólo en los países del este donde triunfa el certamen, y fíjese en los representantes que llevaron el Reino Unido o Francia el pasado año, ¡Los primeros a Andrew Lloyd-Webber, y los galos nada menos que a Patricia Kaas!
Creo que musical y visualmente hablando, para encontrar algo de ese nivel habría que irse a los directos de U2 o algunas bandas de ese nivel para encontrar un espectáculo de esa naturaleza...

El Tirador Solitario dijo...

Y por otro lado un par de matizaciones:
Los Mundiales de la roja es un serial que irá teniendo nuevas entregas, pero es que por más que miro y remiro yo sigo viendo en mi blog, tanto el contador como como los enlaces a sitios de interés, entre los que su web sigue figurando como primera opción..

(Por cierto, no sé los temas eurovisivos han sido de su interés, o lo mismo ni los ha escuchado, para disparar directamente a todo lo que se moviera )

PEPE CAHIERS dijo...

Pues cuando accedo a su blog no aparece ni el contador ni las webs amigas. Respecto a Eurovisión, le puedo garantizar que he visto casi todos los certámenes, no con el entusiasmo delirante de usted, pero, sin duda, los he padecido. Reconoce usted que el índice de audiencia ha bajado y que no tiene comparación con años anteriores, pues eso demuestra que en España no está más vivo que nunca.

El Capitán Araña dijo...

Bajo mi punto de vista, en primer lugar comentar que el post de duelos al sol, me ha parecido de lo más interesante, y he podido conocer canciones muy interesantes.

Por otro lado comentarle señor cahiers, que la audiencia no está, ni estará unida por el momento con la calidad. Sólo hay que echar un vistazo a los programas más vistos en España, por desgracia están repletos de mal gusto.
Eurovisión es una fiesta de la música, la que sus seguidores esperamos con ilusión durante todo el año. Su calidad es indudable, y creo que lo más importante es que esos tres millones de espectadores la disfruten con una calidad inmejorable, como han demostrado las ediciones pasadas del festival.

Un saludo a todos.

Bratislavčanka.

PEPE CAHIERS dijo...

Yo no he dicho, Capitan Araña, que la calidad este unida a la calidad. Tenemos el ejemplo de la tele-basura. Pero no es cierto que el Festival esté más vivo que nunca. Las cifras son indiscutibles. Le animo a que realice una visita a "La guarida del eremita" y le estaré muy agradecido.

Anónimo dijo...

Estimado Señor Cahiers: de nuevo...la discrepancia, decirle que lo que ocurra en España respecto al festival francamente a los eurofans nos importa tres rabanos, entre otras cosas porque ya hemos desterrado la idea de volver a llevar cantantes de prestigio, primeras figuras y canciones de calidad como hacen el resto de los paises civilizados, que participan.
Los paises que dejan de concursar es por una par de razones sencillas, primero porque no tienen presupuesto suficiente para hacerlo, de hecho cada año hay nuevas incorporaciones agradecidísimas a los hados por su suerte, o bien porque se pelean como barriobajeras ese es el caso de Italia, que ya sabemos como son.
Lo cierto es que mientras el festival sea televisado a los eurofans españoles no nos preocupa nada más, a bueno... a escepción de que el vendido de Uribarri no vuelva a asomar sus miserables narices.
Un cordial saludo.
Amiga Anónima.
p.d. Tirador perfecto el artículo.

PEPE CAHIERS dijo...

Evidentemente ustedes se conforman con su afición eurovisiva y eso esta muy bien, ya se sabe cada loco con su tema...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...