domingo, 30 de mayo de 2010

Eurovision 2010. Reflexiones y Momias...


Apenas 24 horas después que se echara el telón en el Telenor Arena de Oslo, permítanme unos apuntes sobre el ESC de este año, una cuando menos interesante edición...
Y eso, pese a que era casi imposible igualar lo que nuestros asombrados ojos pudieron disfrutar el pasado año en Moscú, con un nivel musical escalofriante y una organización grandiosa y perfecta,
la cita de este sábado ha sido más que digna a nivel musical, aunque desde el punto de vista organizativo ofreciera algunas lagunas, desde una
intermission indigna de ese nombre a lamentables fallos de seguridad, que sufrió nuestro representante en sus propias carnes, y que no terminó en el desastre que pudo haber sido...

Nada debe sorprender el triunfo alemán y de su juvenil representante Lena Meyer, que desde el primer día que me pasaron su enlace en el
Youtube, apunté que esa criatura podía ser la sensación del certamen como lo fue Frances Gall en 1965. Su gracejo en el escenario, sin necesitar ningún show ni coreografía especial no hizo más que confirmar lo que ya sospechábamos algunos cuando medio Continente llevaba un mes danzando al ritmo de Satelite, un single que se vendía en toda la Europa civilizada como pan caliente.

Si podían albergar algunas dudas que la ventaja fuera tan descomunal como finalmente ha ocurrido, ¡86! puntos entre la Meyer y los segundos, los excelentes turcos de
Manga y su temazo
We could be the same, excelentemente interpretado y con una peculiar puesta en escena, no en vano estos chicos recibieron este año el premio MTV al mejor directo de un grupo europeo, y que no hace sino confirmar a los otomanos como una de las potencias europeas de esta década, y con unas apuestas que oscilan desde los ritmos más genuinos al rock más sólido e innovador...





A partir de ahí un ramillete de buenos temas, baladas estupendas, aportaciones de primer nivel como la francesa de Jessy Matador o la griega de Giorgios Alkaios y su vibrante
Opa!, sorpresas como el excelente pop de la representación rumana o lo bien que sonaba el tema bosnio de Vucasin Brajic, o lo que parecía el típico tema eurovisivo de los moldavos de Olia Tira se transformaba por arte de magia de un saxo, que lo transmutaba en el más nítido acid-jazz de los 90.




(Por no hablar de la fuerza y dulzura de uno de los temas de la noche, el ya casi mítico
Apricot Stone de la sin par Eva Rivas, que terminó de robar el corazón a quién escribe...)

Quiero dejar para el final la actuación hispana, y la cobertura de nuestra televisión para el evento. Ante todo considero que es de prioridad absoluta que esa momia vetusta que responde al nombre de José Luis Uribarri emprenda con dignidad el camino de su jubilación. Es increíble que fuera el único analista de toda Europa que no se enterara que Lena Meyer era el fenómeno eurovisivo del año, y que su tema arrasaba con más de 12 millones de visitas en la red, mientras el ilustre comentarista profetizaba un duelo entre los nórdicos y los ex-soviéticos (como lleva diciendo sin quitar una coma en las tres últimas ediciones) , sin ver lo que pronosticaban simplemente las casas de apuestas....

Y la segunda prioridad sería que emprendiera ese mismo camino otra momia no menos vetusta que responde al nombre de José María Íñigo, que se despachó al final del
ESC con un lamentable y demagógico discurso, con generalidades sin sentido, como el ya manido voto geopolítico como una de las claves del triunfo alemán... Ahí ya no sé si es simplemente ignorancia o ganas de hacer ruido, que todo puede ser.
Ya casi nadie discute que el voto por simpatía de los países tiene una explicación lógica, ya que los antiguos países del telón de acero suelen llevar a sus mejores artistas, estrellas de la música, que triunfan en toda esa zona con auténticos hits-parades que lo mismo suenan en Armenia, Rusia, Bosnia o Polonia, y que recogen todos esos votos en el certamen. Pero si no hay un buen tema no hay nada que hacer. Serbia ganó en el 2007 cuando acudió con una canción de primera linea, Rusia el pasado año con una gran balada, y si bajan el nivel... pues la Madre Rusia se conforma este año con un puesto 11, y los serbios no repiten su triunfo y ni se acercan.
Además si había un país con menos referencias de alianzas eran los germanos, que no triunfaban desde 1982, que habían fracasado de forma sorprendentemente, en los dos años anteriores, con apuestas tan sólidas y jazzisticas como las de Roger Cicero o Alex Swings, y que para colmo tenían el baldón de ser parte de los intocables del
big four, lo que siempre despierta ciertos recelos en el resto de los integrantes...



Lo más digno de toda ese show hispano es sin duda el buen cantante que mandamos a Oslo, con una canción cortita, pero correcta, que pudo quizás subir algún puesto, pero que también quedó por delante de interpretaciones de nivel como las de Bosnia o Portugal.
Y no nos engañemos, mientras no mandemos un temazo y vayamos a por todas no habrá nada que hacer y seguiremos con discursos victimistas más propios del franquismo sociológico (curiosamente en la dictadura eramos toda una potencia eurovisiva), con lo sencillo que podría ser buscar una buena canción como se hizo con Anabel Conde en 1995, o buscar una estrella que haberlas hailas, cambiando simplemente los rizos de Daniel Diges, por los de David Bisbal...

(Y por favor..¡¡¡jubilemos a las momias!!!...)

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡BRAVO!!!!!!!!!!!!.
Perfectamente expresado Tirador, absolutamente de acuerdo, ya está bien de aguantar tanta mamarrachada hecha profecía solemne
parece mentira que nos sigamos creyendo tan guapos y tan listos y que no veamos lo lamentable de la actuación de RTVE año tras año respecto al festival. Si no fuera por los eurofans que trabajan como mano de obra esclava hasta se colarían sub productos como Karmele Marchante. Parece que ni siquiera conocen las normas de la UER para mandar canciones al certamen. Creo que su artículo es portentoso y acertadísimo. Y vaya tomando nota Señor Eremita, que hasta aquí han llegado ecos de sus absurdos comentarios.
Afectuosamente.
Amiga Anónima.

PEPE CAHIERS dijo...

Como he prometido en mi blog, aqui estoy, aunque lo único que debo decirle, a usted y a su anónima y extasiada admiradora, es que esto para mi representa una auténtica marcianada... o quizás el que viene de otro planeta soy yo. Disculpe mi escaso y precario interés.

El Tirador Solitario dijo...

Muchas gracias, Amiga Anónima. en realidad no hago sino amplificar en voz alta lo que muchos eurofans o simplemente, aficionados al certamen pensamos en voz alta, el maltrato de TVE,un año tras otro en una esquizofrenia imcomprensible, a un evento del que es parte funadamental.
No se preocupe de los comentarios del Sr. Cahiers, que muestra ahora la indeferencia más absoluta, cuando me consta que se tragó el ESC enterito, y al día siguiente ya estaba polemizando sobre el devenir de las votaciones, pero claro, piensa que ese tipo de implicaciones puede dañar su reputada imagen entre los seguidores de su blog, de ahí que se oculte en esa falsa y ladina indeferencia...

PEPE CAHIERS dijo...

Tantos años perdidos buscando Shambala por las tierras remotas del Tibet y resulta que, en realidad, era Eurovisión. No se enfade que es broma, al fin y al cabo hay que tener cuidado con este nuevo fundamentalismo que han creado usted y su acólita e incondincional anónima (podría ser la odiadora de Blade Runner?), pues si son capaces de mandar al destierro a Iñigo y a Uribarri, tiemblo de susto de lo que podrían hacerme a mí. "Perfectamente expresado", "absolutamente de acuerdo" "Portentoso" y "Acertadísimo"; bueno, bueno Sr.Tirador su secta se expande, como el universo de Allen.

Anónimo dijo...

Bueno señor Cahiers: en realidad todos tenemos nuestros seguidores aunque sean circunstanciales, lo que pasa es que algunos no nos sentimos esclavos de los seguidores de nuestro blog y no tenemos que mantener esa mirada tan distante y tan impostada. Esta claro que usted es un seguidor del festival y que no lo ha dejado de ver ningún año de su vida, lo cual ya es bastante, y por otro lado el festival no es más que otro divertimento , lo que ocurre es que no debemos rendir cuentas por nuestras opiniones a un grupete de pseudointelectuales que han visto en su blog un sitio "de pensar" (y esto tomeselo como un halago su blog es muy bueno señor Cahiers), pero claro usted se debe ahora a toda esa patulea y al final le sale caro. Rompa sus ataduras y grite la verdad sobre su afición al festival a fin de cuentas esa verdad está ahí fuera...
Atentamente.
Amiga Anónima.

Anónimo dijo...

Estimado señor Cahiers: todos tenemos seguidores aunque sean circunstanciales, lo que pasa es que no nos sentimos maniatados por una grupete de psuintelectuales que han visto en nuestro blog un sitio "de pensar" (y esto tomeselo como un halago pues su blog es muy bueno). Esto es lo que le pasa a usted exactamente, su afición por el festival es de todos conocida no en vano no se ha perdido ni una edición desde que el mundo es mundo, pero claro ahora como gurú de los aprendices de cinéfilos que frecuenta su territorio no puede hacerse notar. Francamente debería liberar sus cadenas y grita la verdad sobre su afición incondicional al festival...después de todo esa verdad está ahí fuera...
Atentamente Amiga Anónima.

Anónimo dijo...

Señor Cahiers, le mando mi opinión dublicada no por que sufra de trastorno bipolar se trata más bien de un fallo informático, pero bueno espero que así piense que pienso en usted el doble.
Atentamente.
Amiga Anónima.

PEPE CAHIERS dijo...

Amiga anónima tiene usted tanto afan de convencerme de que en realidad me gusta este festival, que hasta me duplica los comentarios. Pero no por decirlo dos veces me va usted a convencer. Además, no se de donde se saca usted la idea de que no me he perdido ninguno. Esa afirmación es tan arriesgada como especulativa. Yo fuí un gran seguidor en los 7O, pero después estoy a años luz de sus entusiasmos, no porque me parezca algo horripilante, que podría, sino por el sencillo e incuestionable hecho de que no me apasiona.Si fuera un auténtico aficionado, créame que ya hubiera escrito algo en mi blog, entre otras cosas porque he escrito artículos sobre política, toros o sobre el cine español, más polémicos que este tema. No vea usted una pose donde no la hay.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...