jueves, 3 de febrero de 2011

¡¡Viva Mancini!!

El pasado 30 de Enero nos dejaba uno de los mejores músicos de bandas sonoras de los últimos 40 años, el gran John Barry.
Como pueden imaginar, el territorio conocido como blogsfera se pobló (con toda justicia) de loas, glosas, semblanzas y homenajes al gran compositor, ofreciendo durante unos días un menú casi único en el apartado cinematográfico.
En uno de los lugares que suelo frecuentar, La Gran Pantalla (un blog estupendo, no dejen de visitarlo), me uní al pésame general, mostrando mis respetos y admiración al gran músico británico, para añadir que no dejaba de ser terrible para el mundo de las bandas sonoras que en poco lapso de tiempo hubieran fallecido dos genios indiscutibles como Barry...y Henry Mancini.
La verdad es que aquello fue un alarde de optimismo por mi parte,ya que como todos ustedes saben, el mítico Henry hacía ya más de dieciséis años que había entregado su alma al Altísimo, sin que hubiera en ningún caso noticias de leyenda urbana alguna, ningún testimonio de verle pasear por la Plaza de Wichita, o dirigiendo de incógnito alguna orquesta veraniega en el litoral granadino. Eso sólo le ha pasado a Elvis.

En realidad la causa del mi trastorno pasajero, es que no hace ni dos meses que falleció Blake Edwards, con el que Mancini formaba un tándem soberbio, una sociedad que esté posiblemente en el trío más espectacular directores-músicos, como Bernard Hermann-Alfred Hitchock o John Williams-Steven Spielberg.
Reconociendo que mi músico de cine favorito es Bernard Hermann, por Mancini siempre he sentido una devoción especial; seguramente como viejo aficionado al jazz conecto muy bien con esa música elegante, ambiental, swingeante, sofisticada, que es oirla y sentir que los pies se mueven solos, y uno sonríe sin poder evitarlo.

Ahí van mis homenajes al gran Mancini, en la semana que sólo se hablaba de Barry:
la fabulosa canción Nothing to lose, de la hilarante El guataque, donde la dulce Claudine Longet se arranca, guitarra en ristre, con aires de Astrud Gilberto; el portentoso tema principal de Chantaje contra una mujer, y esa joya llamada Peter Gunn.
¡¡Viva Mancini!!









6 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

También compuso una banda sonora sinfónica extraordinaria para "Life-force". Además Mancini es para mi muy especial, pues "Moon river" fue mi tema musical en el baile de mi boda. Para John Williams será mi funeral, con la "Marcha Imperial". Ya ve que lo tengo todo organizado.

Una enamorada de la música dijo...

Bien, comparto este homenaje a Mancini pero quería extenderlo a todos los compositores de Bandas Sonoras que gracias a ellos hacen posible que una película, una obra de teatro o un documental nos conmuevan y saquen a la luz los sentimientos que el guionista quiere impregnar y que sin la presencia de la MÚSICA sería incapaz. ¿Que sería el mundo sin la presencia de la música?.....

Clementine dijo...

Sí, señor, muy justo por tu parte hacerle este homenaje a Mancini, que entonces no había blogs para que le honráramos todos a una.
Realmente es otro de los mejores compositores que ha habido. Y coincido con Pepe Cahiers en mi preferencia por el tema de "Moon river", me parece una obra maestra. Y mira tú el tema de la pantera rosa, de toda la vida. Y tantas y tantas bandas sonoras.
Te añado otro buen tándem director-compositor: Sidney Pollack-Dave Grusin (si te gusta el jazz, te tiene que gustar Grusin), me uno a tu ¡¡Viva Mancini!! y te doy las gracias por lo que me toca en tu entrada.
Saludos muy musicales.

El Tirador Solitario dijo...

Recuerdo como sonó ese Moon river, Pepe, y como aquel disc jockey no tenía ni idea de lo que estaba pinchando, espero que no le encargue la logística de sus funerales...

Lo que dices es cierto hasta tal punto, Enamorada de la música, que incluso en el cine silente, en el cine mudo, la música tenía parte fundamental, con pianistas o gramófonos en las salas de proyección, que eran parte notable del espectáculo, ya que sin música, ni el cine mudo es posible. ¡Bienvenida al blog!, que por supuesto es tuyo..

Buena aportación la que me haces con Grusin, amiga Clementine, además acabo de darme cuenta que es compositor de la música de La chica del adios, un film que siempre he apreciado.
Y de nuestro amigo Mancini, añadir esa genial partitura de Hatari, con esos elefantes danzando al son de su música....

Marcos Callau dijo...

Henry Mancini es probablemente mi compositor favorito de la historia del cine. "Nothing to lose", sin ser uno de sus temas más conocidos, me parece una de las baladas más bellas jamás compuestas. Una pena, no obstante, que la cante "esa chica sin voz" en "El gusteque". Y qué temazos tiene Mancini. "Two for the road", "Champagne and quail" (creo que de "la pantera rosa"), "Brunette in yellow" (de "El guateque"), "Meglio Stassera" (también de "la pantera rosa" cantada por la estupenda Frank Jeffries)... Una infinidad de temazos. Abrazos tirador.

El Tirador Solitario dijo...

Es que Mancini, aparte de temas instrumentales, era un compositor de canciones portentosas, Marcos. Mira, estando de acuerdo que la voz de Claudien Longet es casi una "no voz", ese registro tuvo su predicamento en los 60 y tiene su encanto, y que no difiere a como lo hacían Astrud Gilberto o el mismísimo Chet Backer...
Un abrazo, Marcos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...