viernes, 29 de julio de 2011

El retorno de los simios

Espero con verdadero interés el inminente estreno de El origen del planeta de los simios, precuela de la obra maestra de Franklin J. Schafnner, que nos revelará el cataclismo, la revolución, los hechos dramáticos que transformaron, de forma tan radical como aterradora, el orden jerárquico en la Tierra... 
En realidad, esta última aproximación no deja de ser un remake de La rebelión de los simios,  cuarta parte de la saga, y que dirigió J. Lee Thompson en 1972.

La primera vez que me topé con esas películas, con ese mundo fascinante, sería allá por 1975, en una de las tardes veraniegas en las que el Coliseo Viñas era el mejor de los sitios posibles, con sus prodigiosas aventuras en sesión continúa. Antes de que proyectaran el largometraje de ese día, nos regalaron el trailer de La rebelión de los simios, cuyo título original era Conquest of the planet of the apes...quedé conmocionado, absorto, ante ese espectáculo...esas masas simiescas que se rebelaban, se levantaban en armas, esa historia de la extinción de perros y gatos...ese tono oscuro, apocalíptico...mucho miedo pasé en esos minutos...

Al poco tiempo, ya empecé a fijarme y comprar tebeos de la Editorial Vértice, que publicaban en España todo el Universo Marvel...me parecía de los más inquietante el subtítulo que encabezaba todos los ejemplares: Historias gráficas para adultos...y entre aventuras de Spiderman, Dan Defensor y la Patrulla X, había toda una serie dedicada a eso simios que tanto miedo me hicieron pasar en el Coliseo...El planeta de los monos, se llamaba la colección, y tenía un encabezamiento siniestro y revelador: Donde el hombre era el rey supremo, ahora mandan las bestias...
La contraportada de las revistas Vértice estaba dedicada a un incipiente merchandising, con camisetas, posters, muñecos articulados de los héroes de sus publicaciones; así entre los más conocidos se hacía referencia a un soldado simio, que podía adquirirse en cualquiera de sus variables...en teoría, porque yo intenté en su momento adquirir una camiseta con la imagen estampada, nada menos que del hijo de Odín, el gran Thor, y lo único que recibí meses más tarde fue una carta de la Editorial en la que  se excusaban, ya que se les habían agotado las camisetas, y que volviera a realizar el pedido pasados unos meses...

Pero el gran acontecimiento estaba ya cercano...en la temporada 1976-77, se estrenó en TVE un extraordinario programa, que respondía al nombre de Sábado Cine, y que en esa primera etapa estuvo dirigido y presentado por Manuel Martín Ferrand. Antes de la proyección del film de la semana se realizaba una breve introducción, y tras finalizar, se comentaban algunos aspectos de la misma...además contaba con un curioso y novedoso formato de colaboración multimedia, y es que mientras se emitía la película, por Radio Nacional se podía seguir el audio de la cinta, acompañado de comentarios...si se dan cuentan, lo mismo que se ofrece hoy en día en los extras de los dvd´s...
Pues bien, en la primavera de 1977 se proyectó en ese espacio El planeta de los simios...imagínense lo que fue aquello...e imagínense  lo que supone ver por primera vez ese final, ese Charlton Heston destrozado en la playa de Manhattan, ante esa escalofriante visión de la Estatua de la Libertad semienterrada... 

Al día siguiente, en clase, en aquel 5º Azorín del colegio Reina Fabiola no se hablaba de otra cosa en el recreo que no fueran las andanzas de Taylor, y su desigual lucha en ese planeta...que en realidad era la Tierra, lo cual nos había dejado sin respiración, sin habla...nunca habíamos visto nada semejante, eso era más terrible incluso que Tiburón... 


Al año siguiente, el regalo que nos tenía preparados TVE era nada menos que la serie que se realizó basada en la película...en esos episodios, se narra la peripecias de los astronautas, que intentan encontrar la caja negra de su nave, y poder viajar en el tiempo a la inversa, para volver a un planeta donde los primates sólo mostrarían su presencia en selvas o parques zoológicos.
Esos episodios los solía ver en compañía de mi hermana pequeña...pero no era la famosa Capitán Araña, entre otras cosas porque en 1978 no había nacido...en este caso se trataba de la conocida en el Mundo Tirador como La novia era yo, que entonces tenía poco más de cuatro años...y solía escabullirse durante los créditos iniciales, ya que éstos incluían la terrible presencia del gorila Urko, que era realmente estremecedora...
  
Ya en años posteriores, fue emitida toda la saga cinematográfica...aunque la calidad no era ni por asomo la de 1968, no dejaban de tener esas películas un encanto extraordinario...toda esa historia en espiral, que concluye de forma, considero más que notable, en la última entrega La conquista del planeta de los simios, y que no deja de ser un brillante ejercicio de serie B...así que no podían sino parecerme acertadísimos, los comentarios elogiosos que en esa línea ha manifestado en más de una ocasión, un crítico de la categoría de Miguel Marías.


Por ello gocé sobremanera cuando en 1999, editaron un estupendo pack en VHS, con los cinco filmes al completo...además se preparaba para 2001,nada menos que un remake de la gran obra, de la pieza maestra, y el director elegido sería el prestigioso Tim Burton, autor de obras tan estimables como Ed Wood o Sleepy Hollow...infeliz de mí...
Todavía recuerdo la cara de estupefacción, asombro, (befa, mofa y escarnio, que diría Ibáñez) que se me quedó tras la contemplación de aquella soberana tomadura de pelo...una película que arranca relativamente bien, para paulatinamente ir perdiendo fuelle, y caer en el más espantoso de los ridículos, con un final que ningún productor que se precie habría consentido ni en sueños...

De ese lamentable revisión de 2001 hasta hoy en día, mi contacto con el universo simio se mantuvo con la compra de viejos tebeos en la estupenda Feria del Libro que todos los años tenemos en Granada en otoño, la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, y donde es posible adquirir esos entrañables cómics de Vértice,
e igualmente, en uno de los cumpleaños de mi buen amigo Pepe Cahiers, tuve a bien regalarle una estupenda figura articulada del Doctor Zaius, que fue recibida de buena gana por parte del homenajeado...

Y nos encontramos de nuevo a las puertas de un nuevo estreno, de un nuevo acontecimiento simio. Para calentar el ambiente me he dado el capricho de adquirir toda la saga en dvd, teniendo aún el susto en el cuerpo, y el temor que pueda repetirse el penoso incidente Burton, pero con la esperanza de que la aproximación de Rupert Wyatt esté a la altura de lo que merecen esas historias, ese mundo irreal, fantástico, que entronca con nuestras pesadillas más profundas...el hombre a merced de las bestias...que confío que sean ensoñaciones y no sutiles proyecciones o recuerdos del futuro...

16 comentarios:

Clementine dijo...

Ay, Tirador, el Sábado Cine, qué tiempos...
Vaya lujo de entrada alrededor de los simios. Yo no vi en su momento ninguna en el cine, pero sí disfruté en la tele, y más de una vez, con la saga completa de películas y, por supuesto, con la serie de televisión posterior. Y me encantaba todo. La de Tim Burton no he tenido el "disgusto" de verla y mejor para mi por lo que he oído de ella.
Y digo yo (por decir algo más),hablas con entusiasmo y conocimiento de las películas, la serie, los tebeos, las figuritas... ¿Se te puede llamar zoólogo de los monos?

PEPE CAHIERS dijo...

Recuerdo perfectamente aquella mágina noche de "Sábado cine" y como una de las invitadas iba acompañada de un mono y otro contertulio insinuaba que, en realidad, sería las ratas y las cucarachas las que heredarían la tierra. El problema de la versión de Burton, entre otros muchos, es que estaban acomplejados por ese extraordinario final del film de Schaffner y no sabían cómo sorprender a los espectadores. Eso les llevó a intentar rizar el rizo con los resultados ya de sobra conocidos.

Marcos Callau dijo...

La verdad es que estos simios dan para mucho. Llevan ya unas cuantas apariciones aunque yo me sigo quedando con la primera de todas. Un abrazo.

El Tirador Solitario dijo...

Gracias Clementine! Mira, zoólogo de los monos...pues no, porque los monos esos que me gustan de las películas...pues son monos muy peculiares, nada que ver con esos documentales que tanto gustan a Cahiers...

Tienes razón, Cahiers, en vez de preocuparse sólo por hacer una buena película, a Burton se le fue la cabeza...

Es que la primera es insuperable, Marcos, a ver que nos encontramos en estos días...¡Un abrazo!

La Novia era yo. dijo...

Estupendo artículo señor Tirador, y sí, efectivamente... me escondía cada vez que ese horrible mono bramaba en televisión... años después tuve la desgracia de tragarme en el cine esa basura de Tim Burton (ese tipo me debe el dinero de la entrada y de las consumiciones), y sin duda mi favorita es la primera la verdad es que el prota me tira mucho y el final una pasada no la basura del tipo ese que me debe dineros.
Un fuerte abrazo.

El Tirador Solitario dijo...

Es que Urko tenía tela...y veo que Tim Burton no encuentra indulgencia por ningún sitio...y no me extraña, pero también hay que decir que tras ese fiasco realizó una obra nada desdeñable como Big fish, que no está nada mal.

Más abrazos!!

natsnoC dijo...

Estéticamente la de Burton es, como casi todas, irreprochable, pero no basta. Y es que está la de Charlton Heston, que pesa como una losa. Yo me temo que esta que estrenarán ahora será muy del estilo.

Qué tiempos los de Vértice, como después los de Brugera. Es curioso porque las ediciones no podían ser más penosas (en Bruguera hasta los publicaban desordenados, en Vértice estaba la cosa algo mejor a pesar de eso de "Dan Defensor"), pero esa época les da el valor del sentimiento, y lo mismo da que las ediciones ahora estén infinitamente más cuidadas, Vértice será siempre Vértice.

Por cierto, a diferencia del cine el tener más medios y mejor edición en el cómic, junto con la extinción del Comics Code, ha redundado en su beneficio (no siempre).

El Tirador Solitario dijo...

Tienes razón que las ediciones Vértice fueron a posteriori muy criticadas, ya que por lo visto cometía auténticas barbaridades (en su momento ninguno de los lectores pudimos apreciar nada semejante), pero no es menos cierto que el Marvel de los 70 es un periodo interesantísimo, con John Byrne, y por supuesto John Romita...

miquel zueras dijo...

Claro que recuerdo "Sábado cine" en aquellos tiempos de un solo canal y medio en TVE todos en el colegio comentaban la misma película el siguiente lunes.
Desde la lejana "Los primeros golpes de Butch y Sundance" que no confío mucho en las secuelas. Bueno, esperemos que al menos sea mejor que la versión de Tim Burton que tanto me defraudó. Borgo.

El Tirador Solitario dijo...

No me extraña que no confíes en las segundas partes, Miquel, aunque si se podría hacer una lista de secuelas poderosas...El Padrino II, El Imperio contraataca, Las dos torres...

A-B-C dijo...

La carátula del programa Sábado Cine me ha traido muy buenos recuerdos. No creo que como la primera se vuelva a hacer ninguna similar (¡qué envidia tenerla en DVD). La de Tim Burton fue mala (y mira que me gusta este director). He visto el trailer de esta nueva y no sé, no sé (me ha gustado la expresión de los chimpancés, tan lograda... pero con los efectos especiales de hoy en día no se puede esperar menos). Si la veo ya te comentaré. Espero que la disfrutes. Estupendo post.
Saludos,

El Tirador Solitario dijo...

A mi también me encanta Tim Burton, A-B-C y es curioso como naufragó en el remake...

Gracias, amiga, veremos en que queda la cosa, de estos nuevos simios...

Saludos.

David C. dijo...

Hasta muñecos hicieron de "El planeta de los simios", quién lo diría.

El Tirador Solitario dijo...

Bienvenido, David C; y efectivamente, el merchandising de esas películas fue espectacular...anticipando casi una década el fenómeno Star Wars

Anónimo dijo...

Muy buenas Tirador. Unas líneas para agradecerte la entrada y el blog en general.
Ayer, en compañía de mis hijos y de unos amigos suyos en edad del despertar de la curiosidad por el mundo, el cine, la cultura y la vida en general nos planteábamos que película proponerles para ver y decidimos que fuera "El planeta de los simios" y nos acordábamos, su padre y yo (mi mujer es algo más joven y no recuerda esa noche) de esa noche mágica en la que mis padres salieron a cenar y nos dieron permiso para ver sábado cine, ya sólo eso era un acontecimiento gigante, pero cuando además nos encontramos con "El planeta de los simios", a mis 11 años, con esa música increíble y en aquellos tiempos de ovnis y guerra fría con una advertencia de las posibles consecuencias de una actitud irresponsable hacia nuestra civilización y nuestro planeta la huella quedo grabada a fuego.
En el ejercicio de determinar la fecha exacta de aquella noche es como te hemos encontrado gracias a Google. Gracias de un vizcaíno también del Athletic y nada aficionado al fútbol y enhorabuena por el blog.

Iñaki G

El Tirador Solitario dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Iñaki, y la verdad es que a veces pienso que nuestra generación tuvo la enorme fortuna de disfrutar de 1-2 canales de televisión que nos hicieron disfrutar de unos contenidos excepcionales...desde películas de Harold Lloyd o Charlot a clásicos del oeste y de aventuras...
¡Espero que a vuestra chiquillada les guste El planeta de los simios!
Muy honrado por tu visita. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...