domingo, 8 de abril de 2007

Siete días en otra ciudad

(En otra ciudad, y en otras ciudades...)

Bandejas de gulash y otras delicias, acompañadas de gigantescas jarras de cerveza; trolebuses y tranvías que te llevan a cualquier parte; noches de ópera, La Bohéme en Bratislava, Cándido en Praga,(¡una escenografía que admira!); hinchas alemanes que verán ganar (como casi siempre) a su equipo; un señorial castillo que contempla el Danubio; el Puente de Carlos, esplendor bohemio; la plaza de san Wescenlao que vive siempre en una verbena, un reloj astronómico que maravilla a mi madre; Praga mágica, Praga negra, Praga esotérica, de continuas referencias a Kafka y el Golem, pero mucho más que reclamo de turistas; la guapa recepcionista del Standard; los deslumbrantes palacios Hofburg, donde Sissi, (¿o era Romy Schneider?) paseaba su desdicha; un Mc Donalds salvífico y reparador; estancos que son el paraíso de los fumadores en pipa; el pub La Habana, (entonar guantanamera, guajira guantanamera, a cuatro voces con el coro más encantador que imaginar pueda); ruta en el Pendolino (no es el AVE, tampoco hay que exagerar); martinis en buena compañía...

Y al final, como coda final, un parque y una noria; la misma noria y el mismo parque en el que hace sesenta años Holly Martins pudo descubrir el mal con mayúsculas y comprender que su amigo Harry Lime ya nunca más sería su amigo, donde quizás tuvo la primera intuición que Ana no sería nunca suya, pero también donde tuvo la certeza, en ese viaje fantasmagórico, que nadie le robaría nunca, ni su dignidad, ni su ética...

(Dakujem, Conchi, dakujem)

4 comentarios:

Carrie Bradshaw dijo...

Impresionante... sencillamente impresionante... y vivaz la manera de explicar en pocas líneas todo un viaje de 7 días, todas la vivencias y
todos los clichés guardados en la retina y en lo más profundo del alma.

Felicidades por ese viaje tan fructificante...aunque, a simple vista, parezca que las increíbles pintas de cerveza es lo que hayas sacado en claro de todo ello....

El Tirador Solitario dijo...

Siempre es un honor y un placer recibir un comentario de la mítica Carrie(aunque algunos sentimos una especial veneración por Samantha).
¡Ah,y la cerveza centroeuropea es formidable!,Pilsen, por supuesto, al igual que nuestra idolatrada cerveza Alhambra...

Clementine dijo...

Esa noria la tengo yo como una visita obligada en mi futuro. Y ya de paso, todo lo demás que recorres en esta entrada, cómo no.

El Tirador Solitario dijo...

Cuando tengas la más mínima ocasión, no lo dudes Clementine. Praga, Budapest, Viena...ese trío de ciudades es maraviloso.

Pero, el mejor secreto guardado de ese cinturón Centroeuropeo, es Bratislava. Una delicia, una maravilla y una fabulosa sorpresa...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...