sábado, 25 de junio de 2011

Canciones de primavera (I)

En 1979, tras veinticinco gloriosos años, dejaba de organizar la Vuelta Ciclista a España el prestigioso rotativo vizcaíno, El Correo Español/El Pueblo Vasco.
En ese difícil trance, que puso incluso la ronda hispana al borde de la desaparición, se hace cargo del evento la empresa Unipublic, que desde primera hora irrumpió con unos modernos y renovados aires, dispuesta a hacer frente al Giro como segunda clásica de las dos ruedas, sólo por detrás del inalcanzable y todopoderoso Tour de France.

Desde el primer momento Unipublic tenía muy claro que era la televisión la gran aliada del ciclismo, y dado que hasta 1983, (una vez organizado ya el Mundial de Fútbol, y que limitaba cualquier presupuesto en RTVE), no se ofrecerían los finales de etapa en directo, la gran apuesta sería el programa resumen, de media hora de duración, que se emitiría tras el telediario de las nueve de la noche, y que contaba con el extraordinario gancho de excelentes músicas, comerciales y exitosas, que se convertirían de inmediato en auténticos hits.


Así, en 1979, el año en que se exhibió el portentoso Joop Zotemelk, sin apenas oposición por parte de Francisco Galdós o Michel Pollentier, el resumen de la jornada se abría, nada más y nada menos que con estos fabulosos ritmos:


Ahí no terminaba la cosa, y es que para ilustrar el desarrollo de la etapa y las clasificaciones, el sprint y las Metas Volantes, el Gran Premio de la Montaña y el Trofeo de la Regularidad, alguna mente brillante tuvo la iluminación suprema de elegir...


El resultado fue inmediato. Ese programa, y esas canciones que sonaban todos los días durante tres semanas, fueron la gran sensación de la primavera de 1979. 

En aquellos días, yo cursaba séptimo de la EGB, y durante todo ese curso el tema estelar había sido el Greased Ligtning, de la película Grease. Por ello, cuando una media mañana de mayo, en el recreo, una divertida muchachada le hacía los coros del September al vocalista oficial de la clase, un ocurrente y excéntrico chaval al que apodábamos (ignoro el motivo) Orinoco, ya no cabía la menor duda, la apuesta de Unipublic había sido todo un éxito arrollador...

10 comentarios:

Clementine dijo...

Qué entrada más fantástica y original, Tirador. Me ha encantado. Y menudo revoltijo a mi memoria ciclista musical... Me encaaanta Paul McCartney, de siempre. ¡Un abrazo!

El Tirador Solitario dijo...

Gracias, Clementine, la verdad es que esas canciones promocionaron el ciclismo una barbaridad, antes de los posteriores triunfos de Perico Delgado e Indurain.
Y siendo como soy un amante de los Beatles, siempre he sido más de McCartney que de Lennon, fíjate.
¡Otro abrazo para tí!

PEPE CAHIERS dijo...

Nunca imaginé que un personaje como el "Orinoco" apareciera por estos lares, pero la vida tiene caminos extraños. Por cierto, no olvide usted a "Azul y negro".

PEPE CAHIERS dijo...

Por cierto, me acabo de acordar. En mi entrada del ascenso del Granada hay una foto en donde aparece un viejo conocido. Espero que sea capaz de detectarlo.

Clementine dijo...

A mí McCartney me ha gustado siempre, desde bien jovencilla que me compraba ya sus singles en solitario. Y también es mi beatle favorito sin lugar a dudas.
Tirador, coincidimos.
¡Estoy entusias-MA-da!

Montero dijo...

Querido amigo, como siempre se nota que tu imaginación ha creado un tema realmente fantastico para comentar...en esta ocasión se nota que disfrutastes de las buenisimas canciones relacionadas con la vuelta ciclista,( al igual que otras ,de mas o menos de tu edad). ¡enhorabuena!

El Tirador Solitario dijo...

Sr. Cahiers, yo nunca supuse tampoco que el Orinoco fuera en algún momento personaje secundario de post alguno, pero la verdad es que en este caso venía a cuento la colaboración.
Por cierto, ya he localizado a cierto vehemente individuo que aparece inmortalizado en el artículo dedicado al ascenso del Granada, la verdad es que no se como se me había escapado...
Y no se preocupe, en próximas entregas no podrá faltar Azul y Negro, y ahí es posible que el actor invitado sea usted...

Pues yo creo que ese disco de McCartney es de los primeros que escucharía, Clementine, y ya luego le seguiría en los posteriores. De los más antiguos me encantan el RAM y el Band of the run.
¡Y yo también me he entusiamdao, casi tanto como el vikingo Gorm!

Aunque eres ligeramente algo más joven que yo, amiga Montero, lo cierto es que esas canciones seguro que te suenan...y conforme avancemos algún año más que te sonaran todavía.
¡Un abrazo!

Marcos Callau dijo...

Es muy curioso todo esto, Tirador, desconocía esta historia sobre la Vuelta ciclista. Yo empecé a estar interesado por la Vuelta cuando ganaba Perico Delgado. Un abrazo.

Lala dijo...

Muy interesante tu post!! no tenía ni idea de esta cambio y además tan favorecedor, a mi me encanta ver la vuelta ciclista y me encanta salir con la bici. Muy buenos vídeos que me han recordado mucho.

Un besote

El Tirador Solitario dijo...

Gracias, Marcos. La verdad es que la irrupción de Perico Delgado en el Tour del 83, a duo con Ángel Arroyo, fue algo espectacular...aunque en aquella época mi ciclista favorito era Marino Lejarreta...¡Menudo crack!
Un abrazo, Marcos.

Sí, amiga Lala, esa época fue muy, muy interesante...fíjate nunca he visto algo tan bello en el ciclismo, como la Vuelta de 1983...esa merecería un post por só solo...
¡Otro besote para tí!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...