sábado, 18 de junio de 2011

El jaleo de los días (de feria)

La semana pasada fallecía el escritor y agitador cultural Jorge Berlanga, hijo del gran Luís, y al que recordaba como contertulio de QGEC, y sobre todo, colaborador de aquella maravilla periodística que fue la sección Gente y aparte, del diario ABC.

A finales de los ochenta, la centenaria cabecera de la calle Serrano, publicaba los sábados unas deliciosas páginas de ocio, cultura alternativa, cómic, y sobre todo un humor finísimo y surrealista, que emparentaba con la mejor escuela de La Codorniz.
Jorge Berlanga, María Jaén, Vampirella...pinceladas ¡nada menos! que de Jaime Urrutia y Santiago Auserón...
Por si eso fuera poco, no faltaba la tira cómica, fabulosa, inigualable de Buitre Buitaker, obra maestra de ese genio llamado Ricardo Gallardo. Esas cuatro viñetas sabatinas, donde se mostraban las peripecias del inefable Buitaker, un fascista casi más carota que añejo, y de su sobrino y pupilo Blasito, asistente sin sueldo, (hasta que se subleva y su mentor tiene que acceder a "pagarle sus miserables denarios") que tenían su hogar en la barcelonesa estatua de Colón, son de lo mejor que se haya publicado nunca en ese género tan anglosajón, y tan poco hispano (no me pregunten por qué).


 
La colaboración de Santiago Auserón fue un regalo llamado Manifiesto del Rock & Roll, donde el músico aragonés mostraba unas dotes fuera de lo común para la escritura; no en balde las letras de sus canciones son de lo mejor, o lo mejor que se haya visto, leído u oído en la música popular del pasado siglo en nuestro país, considero que muy por encima de esas vacas sagradas que son Joan Manuel Serrat o Joaquín Sabina.
Y es que en 1987, cuando se publica La canción de Juan Perro, asistimos al alumbramiento de un álbum portentoso, plagado de canciones y letras de una riqueza, vistosidad... brillantes y complejas, que me siguen admirando cada vez que las disfruto de nuevo.


 El jaleo de los días de feria
ya se oía a un kilómetro del pueblo
y un extraño acento en el hablar
de los que halló por el camino.

Un coro de muchachas y una vieja
levantándose las faldas al bailar
y un jovencito de broma peligrosa
haciendo gala del orgullo local.

De los que dan dinero por la noche
para que nunca termine su canción
para que sude el músico ambulante
su condición de vagabundo.

Es ya la hora del aperitivo
y todavía no funciona el tiovivo
el músico buscó la acera en sombra
y la ventana donde olía a flor.

Tenga esta rosa blanca, señorita
a cambio de su negro pensamiento
por qué motivo temblaron sus labios
vio en sus ojos el fondo de un volcán.

Y mientras tanto corría la sangre
en la plaza, como un vino común
y las plumas de los gallos
por el aire volaban aun.

Quítese usted de en medio forastero
que ya no quedan señoritas en el bar
ya cantó como el gallo de pasión
pero ésta es mi canción
y el baile va a empezar.

El músico ambulante se agarró del vaso
y sintió que flotaba en la luz artificial
apuró el trago de madrugada
un borracho imitaba el canto del gallo.

Se deslizó por una callejuela
antes de que empezase a clarear
y al pasar por la ventana enrejada
suavecito empezó a silbar.

Pero nadie conocía la tonada
que era inventada para la ocasión
y se fue por el camino a contemplar
los desvelos de las últimas sombras.

Y caminando iba pensando que ganar
siempre es tentar a la otra cara de la suerte
y que por eso te hacen daño los huesos
cuando golpeas fuerte.

Y así se fue chasqueando los dientes
en memoria de algún actor
cuyo nombre se ha perdido
y que hacía de bandido


y sintió la alegría del olvido
y al andar descubrió la maravilla
del sonido de sus propios pasos
en la gravilla.
 
                                                


Y siendo hoy sábado...¡qué pena no poder encontrar en el quiosco, nada parecido a aquello! no encontrar la tira de Buitaker, los manifiestos de Auserón, o los delirantes delirios de esas páginas, de ese Gente y aparte...


9 comentarios:

La Novia era yo. dijo...

Enhorabuena Señor Tirador: efectivamente nos encantaba la separata de gente y aparte de ABC y la tira de Buitre Buitaker era nuestra predilecta.
El otro día comentaba Rosy de Palma en una entrevista hablando sobre ideologías como en los 80 se sacaba 5.000 pesetas escribiendo su columna para ABC con absoluta libertad y que puede que ahora no tuviera la misma, para escribir lo que le viniera en gana. Claro que ella vive en Francia y esa la hace más reflexiva.
A veces parece que vivimos malos tiempos para la lírica...
Afectuosamente.
La Novia era Yo.

Layna dijo...

Cierto ees que en los quioscos ni en los periódicos no se encuentra nada como antaño. Esas viñetas son entrañables y la canción es poesía con música. También hay cosas geniales en la actualidad, solo que se esconden un poco más y se debe ser más audaz para encontrarlas. Un abrazo

PEPE CAHIERS dijo...

Buitre Buitaker sería buen compañero de viaje del mismísimo Martínez el Facha.

Marcos Callau dijo...

Pues sí, una auténtica pena Tirador. Alabo tu reivindicación de la música y las letras de Auserón, claro que sí. Qué grande! Un abrazo.

El Tirador Solitario dijo...

Pienso algo parecido, Novia era yo, da la impresión que en algunas cosas en estos veinte años ha habido una extraña mezcla de retroceso y radicalidad en según que cosas...eso sí, el ABC hace dos años digitalizó su hemeroteca...y ahí tenemos siempre esas páginas tan estupendas.
Un abrazo.

Claro que en la actualidad hay cosas interesantísimas, amiga Layna, pero a veces ocurren cosas irrepetibles, como el Athletic de 1983, el QGEC de Garci, o La Clave de Balbín...pues eso me pasa a mí con el Gente y aparte...(posiblemente porque sea de carácter nostálgico).
Un abrazo, amiga mía.

Menuda pareja, Cahiers, pero esas cuatro viñetas de Buitaker...ja,ja para mi no tenían parangón.
Ahora me paso por su blog, para comentar algo del Granada.

Muy grande, amigo Marcos, y como gran poeta que eres, y además melómano, sabía que apreciarías este homenaje.
Otro abrazo, amigo.

JLin dijo...

Oye me quedé impresionado al ver las últimas fotos de este hombre, no era tan mayor ¿no? Como siempre, excelentísimo post señor Tirador, hace usted honor a su nombre y da en el blanco.
Saludos

El Tirador Solitario dijo...

Gracias JLin, y mira, es que Auserón tiene ya 57 años...

miquel zueras dijo...

Qué recuerdos me ha traído este blog: Gallardo, Auserón, Max... Gallardo me contó que la idea del Buitre Buitaker que vivía en el monumento a Colón le vino al ver una foto en La Vanguardia de un misterioso pájaro que se había posado sobre el brazo de Colón y que recordaba a un buitre. Saludos. Borgo.

El Tirador Solitario dijo...

¡Menuda historia nos cuentas amigo Miquel!
¡Gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...