sábado, 20 de octubre de 2012

Días de catedrales

Fue en el verano de 2007, cuando mi hermana pequeña (conocida en estos mundos bloggeros como Capitán Araña, y que por aquél entonces vivía en Bratislava, perfeccionando su técnica musical), al venir de vacaciones, trajo en su equipaje un dvd, que causó todo una conmoción musical en la órbita familiar...la grabación era nada menos que el musical Notre-Dame de Paris, y que desde su estreno a fines de 1998, se convirtió en el gran suceso musical de esos años en el país galo...

Pues bien, lo curioso de todo aquello es que la persona que mostró mayor entusiasmo ante aquellas canciones...pues fue nada menos que mi sobrino que apenas tenía año y medio...la primera que se apercibió de aquello fue mi propia hermana, que me comentó, muy convencida, y con total aplomo...¡al niño le encanta Notre-Dame!
La verdad es que no hice el menor caso, y pensé que era una boutade, una exageración, una extravagancia propia de músicos, que son gentes peculiares... pero cierta día tuve que rendirme a la evidencia...mi sobrino estaba en su parque, mirando ensimismado, oyendo complacido las canciones de la representación...

A partir de ese día, cuando iba a verlo, lo sentaba conmigo y veíamos casi el primer acto entero...mi sobrino que es un rubiasco travieso, cariñoso y simpatiquísimo, se lo pasaba pipa con todas las canciones... incluso cuando entraba en escena nada menos que Patrick Fiori (que interpretaba al capitán Febo) gritaba alborozado, diciendo que era su papá...aquello era sin duda efecto de su amor filial, ya que mi cuñado, que posee otras grandes cualidades, ni canta, ni por supuesto le adorna ese porte apuesto...

Ya más tranquilamente, me hice como correspondía, con una copia exclusiva, para poder visionar el espectáculo de forma más apropiada (aunque menos divertida, debo admitirlo) y con el sonido que merecía...y aquello fue fabuloso...muy difícil encontrar un show semejante, sin ninguna canción de relleno, con una coreografía, una dirección artística soberbia, y unos interpretes prodigiosos.

Y es que Notre-Dame de Paris, adaptación musical de la obra de Victor Hugo, tiene una deliciosa musica de Richard Cocciante, a la que Luc Plamondon dotó de unas letras inspiradísimas...además el casting fue perfecto, impecable, nada menos que Bruno Pelletier interpretando al poeta Gringoire, Hélène Ségara a la bella Esmeralda , el citado Patrik Fiore, y por supuesto Garou en un inigualable Quasimodo o Daniel Lavoie adoptando al terrible y complejo Frollo...tras el descomunal éxito que siguió al estreno en el otoño de 1998, se sucedieron los premios y honores, y el tema principal de la obra, Belle, es elegida canción del año en Francia, y nominada entre las cien mejores del siglo XX.
A partir de ahí, se encadenan las versiones, destacando la inglesa, extraordinaria...pero también aterriza la franquicia en Italia, Rusia, Corea del Sur, Canadá, Bélgica...y España. Lamentablemente, la versión hispana es de un nivel modesto, pobre, por no decir paupérrimo...y queda a años luz del original francés. Una lastima.

Sin exagerar un ápice, les puedo asegurar que el Notre-Dame de París, es uno de los mejores musicales que se hayan compuesto nunca, al nivel de los más grandes de Broadway, pero con una magia y un lirismo estremecedor...pero, claro, en mi caso, es que siempre estarán unidas esas canciones, esos bailes...pues a esas tardes de verano, en las que disfrutaba del espectáculo con mi sobrino...días y ¡temps de cathédrales!


14 comentarios:

Éowyn dijo...

Hola Amigo!

Acabo de ver el vídeo que has puesto y me ha encantado! El musical tiene que ser una maravilla!

Saludos!

miquel zueras dijo...

De`niño quería ser Quasimodo -preferíblemente sin joroba- para colgarme con esa facilidad de las gárgolas de Notre Dame.
Muy bonito el vídeo. Quién me iba a decir que el autor es Cocciante, el de "Bella sin alma", canción que nunca faltaba en los lentos de mis fiestas adolescentes. Qué tiempos... Saludos. Borgo.

La Novia era yo. dijo...

Dios mio: acabamos todos cantando en un francés bastante aceptable... incluso el pequeño infante empezó a referirse a ciertos objetos por su nombre en francés... lo nunca visto... claro que tuvimos que ver el musical unas quinientas mil veces... olalá...

maslama dijo...

no he tenido la suerte de verlo, sólo puedo decir que me encantó el vídeo que has dejado

besos,

natsnoC dijo...

Vaya, con lo que me gustan los musicales y no lo conocía. La canción es muy bonita.

Yo lo que no me canso nunca de escuchar es "Les Miserables", con esa impecable escenografía y una música que te hace estremecer del primer al último segundo.

100% musical, no es de esas "obras con canciones", sino que la música es medio, mensaje y sentimiento.

http://www.youtube.com/watch?v=DHBEumfHLq4

(Difícil por otro lado en un video de estos captar lo mismo que en el auditorio)

El Tirador Solitario dijo...

Hola, Eowyn! Ya sé que te gustan los musicales...pues mira, aquí tienes una muestra deliciosa...toda una delicatessen!!

Sin duda alguna Notre-Dame es la obra maestra de Cocciante...y lo de bella no se si sería una premonición de Belle, el tema estrella del musical...Un saludo, Miquel!!

Je,je, aquello era muy divertido Novia...por cierto ya veo que mi cuñado no se da por aludido...ya se lo comentaré el fin de semana...

Me alegro que te haya gustado, Maslama...y toda la obra es de ese nivel!

Es que este musical no es de los más conocidos en España, natsnoC, y claro, la gris versión española no ayudó en demasía...Los miserables es fabulosa, por cierto también basada en Victor Hugo...¡qué suerte ha tenido ese hombre con las adaptaciones musicales!

PEPE CAHIERS dijo...

Al fin y al cabo los niños termina contagiándose de nuestros particulares gusto, de lo contrario sería difícil de explicar cómo mi hija Inés tiene gustos tan dispares como las princesas rosas y los zombies.

El Tirador Solitario dijo...

Eso es cierto, Sr. Cahiers, pero en el caso de mi sobrino, su precocidad no inducida, me pareció más que sorprendente!!

Marcos Callau dijo...

Desconocía este musical Tirador. Con lo que me apasiona Notre Dame, supongo que debería verlo. Muy entrañable la anécdota de tu sobrino. Un abrazo.

El Tirador Solitario dijo...

No tengas la menor duda, Marcos, Notredame es oro fino, quizas la mejor
muestra del género en veinte años...un abrazo!

Clementine dijo...

Preciosa entrada, Tirador. Yo tampoco conocía este musical y seguro que lo disfrutaría ¡en grado sumo! como tantos otros.
Coincido con natsnoC en lo de Los miserables, es de momento el musical que más me emociona, oírlo sólo ya me vale. Tuve la suerte de verlo, en América, con el reparto original londinense. Luego lo volví a ver aquí en España, en el Apolo, pero no fue igual, el londinense me llegó infinitamente más, te levantaban del asiento, vamos, y las ovaciones ni te cuento (sobre todo para la intérprete del personaje de Éponime).

Oye, y éste de Notre Dame, ¿es fácil de encontrar?

El Tirador Solitario dijo...

Pues vaya delicia, Clementine, ver Los Miserables en su reparto oríginal...como le decía François Truffaut a Richard Dreyfus al final de Encuentros en la tercera fase: " Monsieur Neary...¡le envidio"! (léase con marcado acento francés).

El dvd de la obra no circula por España como es debido, y es prácticamente inaccesible en los comercios del ramo, creo que unicamente en Amazon es posible encontrarlo...eso sí, en youtube está toda la obra, y además subtitulada al castellano (el dvd original tenía una estupenda opción de subtítulos, lo cual es muy de agradecer). En el emule circula una versión italiana, que estaba bien producida, pero te recomiendo siempre el original francés, que es el rien ne va plus...

Besos dominicales, ma chère amie!!!

natsnoC dijo...

¿Qué opina de esto, amigo tirador?

http://www.youtube.com/watch?v=EkHHHUk8RCw

El Tirador Solitario dijo...

Pues que tiene una pinta estupenda, amigo natsnoC, una producción de categoría...¡y Anne Hathaway!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...